Y se hizo la luz en mi acontecer

En el transitar de mis días me identifico con la alegría maravillosa de ver florecer un nuevo día aun cuando el roció continúa acariciando la gramilla alegre del encuentro ilimitado de la noche.

reflexiones

Poco a poco, la oscuridad se va pintando de luz y lo que parecía ser una cosa resulta ser otra. Cuando la luminosidad inunda cada rincón opaco o misterioso la vida se hace más vida y las sonrisas resultan ser más luminosas.

reflexiones

Así la vida del hombre transita tan rápidamente su paso por el hoy, que olvida los detalles mas hermosos y las oportunidades asombrosas que generan alivio a una mente compungida y afligida por su tortura interior. Especulando con que quizás lo que no puedo resolver hoy mañana este resuelto por si mismo. Y no es así… el gran aprendizaje de la vida se da en esta escuela que llamamos tierra. Nada, ni nadie podrá hacer tu tarea, solo tú. Nadie podrá despertar por ti… nadie podrá obligarte a que retornes al amor, a la ternura, a la sorpresa de un día cualquiera volverte a sentir vivo.

Es restableciendo el equilibrio natural de los cuatro elementos (sol, tierra. aire y agua) que también generarás paz, alegría y bienestar en otros. Dando es como recibes, porque en este universo maravilloso todo acontece en el tiempo preciso. Si te decides ten en cuenta que muchos son los llamados para que te liberes de lo que oprime tu vida.

Se libre…. muévete en esta sociedad con valentía, pero con sencilla humildad de saberte parte de la eternidad, en tus pasos, en tus actos, en palabras constructivas. El cosmos se alegra, ojalá sepamos divulgar que somos hermanos… la tierra es de todos, hagamos de ella un hermoso hogar, donde resulte exultante el amor, la luminosidad, la claridad, la verdad y la libertad. Bendita sea tu presencia en el hoy.

Osvaldo Espínola
Orientador Espiritual | 15-Abril-2009