Acerca de mí

Desde muy pequeño mis inquietudes místicas religiosas y mi curiosidad constituyeron un importante pilar de búsqueda, que me llevó a descubrir la espiritualidad, mi camino y mi vocación. Llevo más de 35 años en esta actividad.  

 

Estar mejor: Eliminar la toxicidad de nuestra vida. Primera parte

A veces, no manejamos bien nuestras emociones. Segunda parte

Desde joven trabajé en todas las instancias que la iglesia me ofrecía: catequista, animador de comunidades, ministerio de la música, grupos de oración, servidor de la renovación carismática, realización de responso, seminarios de vida en el espíritu, congresos, encuentros de jóvenes y junto a todo ello, no podía faltar la acción, el contacto, visitar a los enfermos en hospitales, hogares de niños, asilos de ancianos carenciados. Ayuda y asistencia a inundados, armonizaciones a enfermos terminales o complicados en cuanto a la salud, entre otros.

Pero esto solo era el comienzo de mi búsqueda. En la diversidad Dios también puso en mi camino seres que me ayudaron a abrir aún más mi mente y mi espíritu, Abuelos de Sabiduría, canalizadores, contactados, estigmatizados, pastores, sacerdotes sanadores, rabinos, médicos, psiquiatras, psicólogos, gurúes, investigadores, videntes, parapsicólogos, yuyeros, referentes de distintas religiones, universidad. Y es por todo esto que estudié, que aprendí, que conocí y sentí otros aspectos invisibles a los ojos, pero tan reales y necesarios como el aire… 

Dentro de mis estudios se encuentran: Armonizaciones, Psicoterapia y Espiritualidad (UAI), Psicología Paranormal (UAI), Auto-conocimiento, Autoestima, Bioenergía , Cabala, Ciencias Herméticas, Feng Shui, Geobiológia, Magniefed Healing, Masaje energético, Masaje Hindú, Medicina manual Tibetana, Meditación, Metafísica, Numerología, Oración, Principios universales trascendentes, Aura soma, Radiestesía, Registros Akashicos, Reiki Angélico, Reiki Usui, Reiki Sambhala, Tarot, Terapia Floral (Flores de Bach, Flores de Raff), Velomancia, Yoga, Aromaterapia, Biodiagnóstico terapéutico, Munay Ki, Chamanismo, Biomagnetismo.

Pero esto solo me hizo dar cuenta de mi pequeñez ante lo mucho por recorrer. Comprendiendo así la Grandeza de Dios, la compañía de la Madre Cósmica, la magnificencia de la Pacha (Madre Tierra), lo universal de los mensajes de Amor en la realización de nuestras vidas, la importancia de los cuatro elementos Sol-aire-agua-tierra, la fuerza poderosa de las culturas originarias y milenarias. Provocando y guiando en mí el Amor por la vida, la verdad, la paz, la justicia, la luz y la felicidad.

Orientador Espiritual:

Este servicio tiene que ver con mi visión de que todo ser humano tiene en si mismo, la capacidad de encontrar soluciones a todos sus inconvenientes.
Lo que hace falta es aprender a despertar ese potencial para tener una existencia feliz en el mundanal ruido que nos rodea.

Es el proceso de señalar a las personas mas allá de las realidades visibles, a la realidad de Dios como aquel sin el cual no podemos entender nuestra situación presente.
Ayuda a descubrir la presencia de Dios en cada vida. Unificando tu vida material con la espiritual.

Explicación de nuestro Pentáculo

 

La estrella representa al ser humano (con las piernas y los brazos extendidos) buscando la Luz de la Verdad. Cada una de sus puntas  representa a los 5 sentidos cognitivos (gusto, vista, oído, olfato y tacto) y a la conexión con el Universo. 

El círculo de alrededor representa la energía del Espíritu que lo abarca todo, unificando todas y cada una de las criaturas. 

En su conjunto es un símbolo de búsqueda, apertura, armonía y magia. Un símbolo positivo que favorece el crecimiento interior y exterior.  

Los primeros Astrólogos ya lo usaban, igual que Pitágoras para representar la Salud. Los Wiccanos de la actualidad lo usamos en su auténtico significado. Como símbolo astro-religioso y mágico atrae la buena suerte, ofrece protección y da consuelo espiritual. Ante él todas las fuerzas del mal se disipan, dejando paso a la Luz del Universo. 

Parece ser que también los pitagóricos, al construir e introducir dentro de sus enseñanzas la estrella de cinco puntas, tomaron como base el triple triángulo enlazado, que usaban los druidas y los esenios; figura geométrica que dedicaban a la divinidad, en atención a su estructura y significado esotérico, puesto que para ellos también representaba la inteligencia, la fuerza, la vida, la generación y la naturaleza; circunstancias que concurren en todo ser humano. en si el origen geométrico del pentalfa es el triángulo, la base de la trigonometría, tan extensamente aplicada en algunas ciencias. es por eso que en logia encontramos esta figura en sus decoraciones y muebles, desde el documento que firman los postulantes dentro de la cámara de reflexiones, hasta el ara, lugar de su consagración.

Se utiliza para evocar protección. Situándonos dentro de él, estaremos seguros, pues el MAL no podrá jamás atravesarlo

El Pentáculo representa la unión de los cuatro elementos: agua, fuego, tierra y aire, y el quinto, el espíritu, situado en la parte superior. Este comanda las cuatro energías formadoras de la materia. Recuerda a la figura del ser humano integrado y en armonía.

Su sentido esotérico universal es la unión de los cuatro elementos terrestres y el espíritu, es decir, la unión del cielo y la tierra. Esta forma de utilizar el pentagrama con el vértice hacia arriba, representa al ser humano con la cabeza en sus cuatro extremidades abiertas a la recepción e intercambio de energía con lo que le rodea.

El Pentagrama es no solo un poderoso talismán, debido a que contiene sintetizadas las energías terrestres y las espirituales, sino también la representación de nuestro propio ser, parte materia, parte espíritu; la representación de nuestra esencia y la del más allá; la forma de comunicación que tenemos con nuestra parte divina. 

Pido a la divina presencia, que continúe iluminando mis pasos.

¡Jallalla Pachamama querida !

Osvaldo Espínola

Orientador espiritual

 

Te puede interesar:
• CV completo de Osvaldo Espínola


  

 

¡Comunícate con nosotros!
Recordá concurrir solo con reserva telefónica previa. Teléfono.: (011) 4210 – 2464